¿Harás caso a tooodo lo que se dice?

He vuelto (aunque nunca me fui). Tras unas semanas de parón, vuelvo a la carga.

Primero, hacer una breve mención a esta reciente edición de los Grammy, los cuales han dado como triunfadores, entre otros, a tres de “mis niños bonitos”: The Black Keys, Mumford & Sons y Fun. Un merecidísimo reconocimientoJ

Hecho este inciso, no estoy aquí para hablaros de mi libro, si no para comentar un spot, en este caso el nuevo de Coca-Cola Light: me parece en una palabra, GENIAL. Y es que sobra explicarlo, pues con verlo en suficiente. Así pues, si no lo habéis hecho aún, os invito a hacerlo, merece la pena.

 

Coca-cola es una de esas marcas en las que su publicidad siempre suele gustar, pero ¿por qué? Pues porque desde sus comienzos se han posicionado en la mente humana como un producto que aporta felicidad, optimismo, se asocia a momentos de diversión, de compañía…

Sus campañas son sencillas y siempre como protagonistas aparecen las personas de a pie, de cualquier raza, condición o nacionalidad, con lo cual, identifica a todos los públicos o mejor dicho, nosotros como público, nos identificamos con la marca.

En numerosas ocasiones, sus spots, apelan a la emotividad, a la solidaridad…en definitiva, a la unión entre las personas y eso, en tiempos de crisis, es una inyección de positividad y el mensaje es “no estamos solos”.

En el caso concreto del spot al que hoy hago referencia, cuyo eslogan reza “¿Harás caso a tooodo lo que se dice?”, el tono del anuncio es una parodia de la vida cotidiana y de todas esas cosas que siempre nos aconsejan hacer a diario y que si, siguiéramos al pie de la letra, nos harían falta no 24 horas al día, sino 48, ¡o más!

Sin salirse de la cotidianidad y de las situaciones que nos pasan a cualquiera, se permiten convertir hechos aburridos o rutinarios resumidos en 1 minuto, en una pieza humorística y que te mantiene atento de principio a final. Engancha y te identificas con ello.

¿El mensaje? ¿La conclusión? Que nos relajemos, que relativicemos y que no nos agobiemos con todo lo que nos rodea y con lo que se supone que hay que hacer… Hay que VIVIR y disfrutar, que la vida trae problemas reales, no nos la compliquemos más con cosas insignificantes 😉

El curriculum de todos

Si hace unos días hablaba de la sencillez y eficacia de 30 segundos para pensar, hoy quiero hablar del nuevo spot de Campofrío que, ya va siendo habitual que nos sorprenda al finalizar el año.

Emoción, unión, tristeza, alegría, melancolía…estos y un sinfín más de sentimientos me provoca esta maravilla creada por la agencia McCann Erickson, dirigida por Icíar Bollaín y protagonizada por el entrañable Fofito.

Han dado en el clavo y han resumido, desde mi punto de vista, a la perfección, lo que sentimos hoy día los españoles, acercándonos a un plano humano y social, y potenciando una emotividad que sin duda alguna, aumenta en estas fechas tan señaladas…

¿Quién no tiene un familiar, un amigo o un conocido fuera de España? Y más de uno, me atrevería a decir. Somos un país de emigrantes, de talentos exportados dicho por algunos usando este eufemismo.

Pero al final, tras recorrer en unos 2 minutos emociones varias y sentimientos encontrados, el mensaje es esperanzador: la unión hace la fuerza. Y en estos momentos de crisis, sale de nosotros la verdadera solidaridad, reflejada en numerosos actos altruistas ejercidos por personas de a pie.

Nosotros, las personas, somos los verdaderos protagonistas, los que vamos a trabajar para salir de esta situación, desde dentro o desde fuera.

Con este entrañable spot, quiero felicitar desde aquí estas fiestas a todos vosotros, mandando un mensaje de optimismo y esperanza.

Paz y amor, mucho amor. ¡FELICES FIESTAS!

30 segundos para PENSAR

Me pongo en la piel de mi yo publicista.

Y es que, entre los miles de mensajes publicitarios que nos llegan al día, la mayoría recibidos de forma pasiva, un buen día ¡ZAS! aparece uno que te impacta, que te sorprende y que destaca entre todos los demás…ese día ha vuelto a llegar.

Los señores de Sra. Rushmore, agencia que ha tenido la gran idea de ofrecer 30 segundos de televisión para nosotros mismos, para pensar, para reflexionar, olvidarnos del ruido incesante de la televisión… He aquí los culpables.

He de decir que aplaudo la idea de la agencia, de presentar este spot a su cliente, ING DIRECT, y a su vez, reconocer la valentía de estos, por haber aceptado esta propuesta. Aunque, desde mi punto de vista, apostar por esta creatividad, era una apuesta segura.

No hay más que ver la sencillez de la “puesta en escena”: un fondo plano, una música envolvente, frases escritas y unos segundos con sólo música. Pero no merece la pena que siga describiendo, con verlo sobran las palabras.

 

Objetivo conseguido. Llamar la atención sin estridencias, con formas elegantes y sencillas, rompiendo con todo lo que aparece alrededor. ¡Bravo!

Esto es lo que entiendo yo por hacer buena publicidad y por lo que hace ya unos años, me decidí por este camino, hoy día interrumpido por lo que ya todos estamos hartos de oír, la maldita crisis.

Afortunados señores de Sra., enhorabuena y gracias por mantener la esencia de la publicidad viva.

 

La parada

El autobús, ese medio de transporte público que todos hemos cogido alguna vez o, incluso utilizamos a diario para ir a la universidad, al trabajo…

Algo rutinario y simple aparentemente. ¡Pues no señores!

Sentarse en una parada de bus mientras esperas su llegada, puede convertirse en el trauma del día.

Doy gracias por no tener cerca un gimnasio Fitness First…

¿Por qué? Mirad cómo se las gastan para promocionar su cadena de gimnasios; a ver quién es el guapo que se sienta.


¿Dónde ha quedado el derecho a la intimidad? Nuestros kilos de más deberían ser privados ¬¬

Pero, he de reconocer, que como forma de publicidad es original cuanto menos; da de qué hablar y consigue darse a conocer y que la notoriedad de la marca aumente por momentos.

¿Gracioso? ¿Divertido? Pues sí, no nos engañemos.

Vas por la calle, levantas la vista y te encuentras ese panorama… unas risas te echas. Así que, voy a tomármelo con humor y aparcar la indignación, que bastante mal están las cosas ahí fuera ¿verdad?

No obstante, avisados estáis; mirad dos veces antes de sentaros en la parada 😉

Happy thursday con Something good can work de Twoo Door Cinema Club